Alpha y Omega

Preguntas frecuentes

¿Qué es una comercializadora internacional o C.I.?


Son sociedades constituidas en cualquiera de las formas establecidas en el Código de Comercio. En términos generales, pueden definirse la CI como una sociedad mercantil especializada con una gran capacidad para detectar y generar negocios de larga duración y concretarlos en los diferentes mercados mundiales. Las C.I. son organismos calificados para evitar el fracaso y asegurar el éxito en una comercialización internacional.

Cuál es el objeto social de una comercializadora internacional?

La C.I. tiene por objeto principal efectuar operaciones de comercio exterior, también orienta sus actividades hacia la promoción y comercialización de productos nacionales en el mercado internacional. Dentro de su objeto se incluye las importaciones de bienes e insumos para abastecer el mercado interno, o para transformarlos y exportarlos. (Ley 67 de 1979, reglamentada por el Dto. 1740 de 1994).

¿Cuál es la importancia de la comercializadora internacional?

Básicamente, la importancia que tienen en este momento la comercializadora internacional se debe a la gestión que estas realizan en el campo de las exportaciones, puesto que brindan la oportunidad de agrupar a varios proveedores de un mismo sector y sirven de canal para investigar mercados, buscar nuevas oportunidades de negocios, asesorar en adecuación de productos y exportar como mayoristas en mercados o "nichos" exigentes y puntuales, impulsando de esta manera la cuota de producción nacional para exportación.

Las CI se convierten en un organismo efectivo por la cual los pequeños industriales convergen para entrar a los mercados mundiales y ser competitivos. El "egoísmo empresarial" ha sido desde hace muchos años el factor que frena el crecimiento de la economía nacional y debido a este fenómeno se puede atribuir la falta de difusión y aprovechamiento de las comercializadoras internacionales.

La asesoría empresarial de gestión y de comercio exterior a través de la capacitación y la transferencia de la tecnología de la exportación. Se trata de asesorías especializadas en cada fase del proceso de la exportación. Funciona como una guía para reforzar el trabajo de las empresas que exportan y facilitar la transición de las que comienzan el camino.

Para el proceso de exportación que adelante cualquier empresa, cada una de estas áreas es básica y cada una requiere un tratamiento individual de acuerdo al tipo de empresa, necesidades y aspiraciones. La figura de una organización que provea una oportunidad de "tercerizar" es una buena manera de adelantar un proceso seguro y sin riesgos económicos.

Existen muchas maneras de enfrentar los mercados y las ventajas deben evaluarse con base en una visión de negocios y una flexibilidad organi¬zacional, adecuadas a las estrategias de negociación y estrategias de promoción.

Ventajas de las Comercializadoras

Frente a la pregunta si es adecuado utilizar las comercializadoras o no, es fundamental revisar las condiciones en las cuales se desenvuelve el proceso de comercialización local y sin duda, exportar directamente es la vía más ardua y costosa que podría enfrentar una empresa si lo hace de forma independiente y tiene además una estructura mediana o pequeña.
De hecho, la poca capacidad de apoyo y organización de gremios y asociaciones, la falta de financiación, el desconocimiento y por ende, poco aprovechamiento de los instrumentos estatales de promoción a las exportaciones se mezclan con las debilidades estructurales de las empresas que son la verdadera razón de su incapacidad para exportar. En el siguiente esquema, "punta del iceberg", es claro que los problemas están en la base: en el conocimiento del mercado, la estructura de la empresa y la necesidad de implementar la ingeniería de la exportación".

Con este panorama es mucho más provechoso para las empresas, entonces, apropiar la figura de la comer¬cialización promocional o asociativa, que podríamos llamar también de efecto "bus", pues todas las actividades propias del proceso exportador implican, además de gastos, estar sumergidos en un mar de dudas relacionadas con el comienzo y los procesos para una negociación internacional, la identificación del volumen de mercado, la identificación y contacto de los intermediarios y clientes extranjeros, los incentivos para las actividades y productos, etc, entonces frente a la necesidad de optimizar y orientar estratégicamente los ¬recursos disponibles, la sociedad es una excelente salida.

En primera medida, las ventajas de trabajar bajo esta figura, son el resultado de un esfuerzo mancomunado quetiene como base un proyecto o plan exportador previo, realizado por la CI, que establece metas cuantificables de Mercado y Ventas comunes de mayor alcance.

La reducción de costos, es una de las ventajas más importantes pues las investigaciones que llevan al plan exportador son compartidas entre el número de asociados a la CI. Como referencia un estudio secundario detallado y luego un estudio de mercado en el país o mercado destino puede costar entre $5.000 y $25.000 dólares, sin contar las evaluaciones internas de cada empresa asociada. En el mismo sentido los riesgos son compartidos, reduciéndose de igual manera las pérdidas por inexperiencias.